Masacre en el restaurante McDonald’s de San Ysidro.

ORCO DESQUICIADO

 

Orco:
Infierno.

Desquiciado:
 Que ha perdido la tranquilidad o la paciencia.

 

Imagen relacionada

El día 18 de Julio de 1984 fue un día muy concurrido en el restaurante McDonald’s ubicado en San Ysidro, condado de San Diego, en el Estado de California en los Estados Unidos.

Los McDonalds (Foto: Fotos PA)

Ese caluroso día de verano se convirtió en una tarde horrible en la historia de los Estados Unidos.

A las 3:58 de la tarde, mientras las familias estaban comiendo hamburguesas, papas fritas y refresco, un hombre calvo con pantalones de camuflaje y una camiseta negra entró.

Su nombre era James Huberty.

Estaba fuertemente armado.

Estaba preparado para la batalla.

Se desató el infierno.

Tenía en su poder una una pistola 9mm Browning HP semiautomático, una metraleta Uzi, una escopeta Winchester calibre 12  y una bolsa de tela llena de cientos de rondas de munición para cada arma.

Un total de 45 clientes estaban presentes dentro del restaurante con número de franquicia  #7382.

 Al entrar al restaurante, James Huberty se dirigió al mostrador y apuntó su escopeta a un empleado de 16 años llamado John Arnold.

Imagen relacionada

Uno de los supervisores de nombre Guillermo Flores, le gritó:

“Eh, John, ese tipo te va a disparar”. 

John Arnold, declaró que James Huberty jaló del gatillo:

“No pasó nada“.

Resultado de imagen para mcdonald's massacre

James Huberty se puso a inspeccionar su arma y la gerente del restaurante, Neva Caine, de 22 años, caminó hacia el mostrador de servicio del restaurante en dirección al lugar donde se encontraba John Arnold, que comenzó a alejarse pistolero.

James Huberty disparó su escopeta hacia el techo antes de apuntar la metralleta Uzi en dirección de Neva Caine, disparándole una vez debajo de su ojo izquierdo.

Fue la primera victima de 21.

Neva Caine tenía un mes de casada con Andrew Caine.

Inmediatamente James Huberty disparó su escopeta hiriendo a John Arnold en el pecho al momento que grataba:

“Todo el mundo al suelo”.

La mayoría de los clientes se escondieron bajo las mesas, James Huberty ubicó a su lado izquierdo a seis mujeres y niños acurrucados en el mostrador, fueron al McDonald’s  ya que la tía por su embarazo tenía antojo de una hamburguesa de pescado.

Primero asesinó a María Colmenero-Silva, de 19 años, con un solo disparo en el pecho.

Posteriormente disparó fatalmente con la metralleta Uzi a la niña de 9 años de edad, Claudia Perez con heridas en el estómago, las mejillas, el muslo, la cadera, las piernas, el pecho, la espalda, axilas y la cabeza e hirió a la hermana de 15 años de edad, Imelda Pérez  en el pecho con la misma arma.

Claudia Perez recibió un disparo en la cabeza después que atravezó la mano de su hermana Imelda Pérez.

Aurora Peña de ​​11 años de edad fue herida en la pierna ya que fue protegida por su tía embarazada, Jackie Reyes, de 18 años.

James Huberty le disparó a Jackie Reyes 48 veces con la metralleta Uzi.

Al lado del cuerpo de su madre, Carlos Reyes, de 8 meses, se sentó, James Huberty lo miró, saco su pistola y le disparó en la espalda.

Imagen relacionada

Murieron cuatro del grupo de seis.

Imagen relacionada

Victor Rivera un cliente de  25 años, trató de persuadir a James Huberty para que no disparara más.

En respuesta, James Huberty disparó a Victor Rivera 14 veces, gritando repetidamente:

“Cállate, callate, callate”

Victor Rivera estaba en compañía de su esposa María y su hija Mireya,  quienes salieron heridas, fueron al restaurante porque su hija Mireya quería una hamburguesa.

James Huberty  le disparó a continuación al camionero de 62 años de nombre Laurence Herman Versluis, “Gus” para los amigos, quien se pensaba retirar al terminar la semana, osea en dos días, la masacre fue en Miércoles y su retiro después de 40 años tras el volante sería en Viernes.

Había planeado un viaje a España con su esposa Isabel y ya tenían lista una fiesta para la celebración de su retiro.

Sus familiares estaban viendo las noticias de la masacre en vivo cuando observaron su camioneta estacionada fuera del McDonald’s.

Resultado de imagen para san ysidro massacre

Entonces James Huberty dirigió su vista al área de juegos del restaurante, Blythe Regan Herrera de 31 años había protegido a su hijo de 11 años, Mateo, debajo de una mesa y su esposo protegia a Keith Thomas de 12 años bajo otra mesa frente a ellos.

James Huberty   le disparó dos veces a Keith Thomas hiriéndolo en el hombro  Ronald Herrera recibió ocho disparos en el estómago, el pecho, el brazo y la cabeza, pero sobrevivió;

Su esposa, Blythe Regan Herrera , y su hijo, Mateo, murieron por disparos a la cabeza.

Dos mujeres trataron de protegerse detrás de una mesa, James Huberty fue tras ellas, eran Guadalupe del Río, de 24 años, que estaba contra la pared y su amiga de 31 años de edad, Arisdelsi Vuelvas Vargas estaba frente a ella como su escudo.

Guadalupe del Río fue alcanzada por las balas en la espalda, el abdomen, el pecho y el cuello, pero no resultó gravemente herida, mientras que Arisdelsi Vuelvas Vargas recibió una sola herida de bala en la parte posterior de la cabeza.

Ella murió por causas de la herida al día siguiente, fue la única persona fatalmente herida que vivió el tiempo suficiente para llegar a un hospital.

A un lado de la mesa se encontraba el banquero de 45 años Hugo Velázquez Vasquez, murió por un disparo en el pecho.

Imagen relacionada

Se recibió la primera llamada al número de emergencias 911 a las 4:00 pm.

El problema fue que el despachador erróneamente dirigió a los agentes que respondieron a la llamada a otro McDonald’s ubicado en la linea internacional a dos millas (tres kilómetros) del restaurante McDonald’s ubicado en San Ysidro Boulevard donde ocurrían los hechos.

Debido a ese error y a que el restaurante McDonald’s tiene diferentes entradas motivo por el cual los que llegaban por el lado Oeste no sabían lo que pasaba por el lado Este y viceversa,  sucedió lo siguiente:

Imagen relacionada

Poco después de la primera llamada al 9-1-1, una joven llamada Lydia Flores entró en el estacionamiento, se detuvo, vió las ventanas rotas y comenta:

 “Escuché el sonido de las balas y al mirar hacia arriba allí estaba, sólo disparando”.

Lydia Flores puso la reversa a su coche hasta que se estrelló contra una cerca;

Se escondió con su hija de dos años dentro del auto hasta que terminó el tiroteo.

El ruido ocasionado por Lydia Flores llamó la atención de James Huberty por lo que salió del restaurante y en ese momento tres niños de 11 años llegaban caminando junto a sus bicicletas por el estacionamiento oeste para comprar nieve y refrescos.

Alguien les gritó algo ininteligible desde el otro lado de la calle,  los tres vacilaron al escuchar el grito, prestaron atención al grito pero antes de que pudieran entender lo que les decían, James Huberty  les empezó a disparar a los tres niños con su escopeta y su metralleta Uzi.

Joshua0 Coleman recibió los primeros disparos, cayó al suelo gravemente herido en la espalda, el brazo y la pierna; recordó después buscar con la mirada a sus dos amigos.

Encontrando su mirada a Omarr Alonso Hernández en el suelo con múltiples heridas de bala en la espalda y había comenzado a vomitar; David Flores Delgado había recibido varias heridas de bala en la cabeza.

Joshua Coleman sobrevivió; sus amigos murieron en el acto.

Joshua Coleman comentó a los días desde el Community Hospital de Chula Vista, donde le sacaron 8 balines de escopeta del pecho, espalda y hombros :

Pensé que si me levantaba y empezaba a correr, podría dispararme de nuevo, así que me hice el muerto”

El momento en que Joshua Coleman  es atendido;

Imagen relacionada

La mamá de David Flores Delgado sabía que los tres se dirigían al McDonald’s, por lo que al escuchar las detonaciones corrió hacía el restaurante, desde lejos vió a su hijo extendido en el suelo.

Y observó como retiraban el cuerpo de su hijo:

Inicialmente, la policía y los equipos de emergencia se dirigieron a un McDonald's ubicado cerca de la Frontera Internacional con Tijuana a las 3:15 pm, y 15 minutos más tarde cambiaron de dirección después de enterarse de que el tiroteo era en realidad en el McDonald's junto a la oficina de correos que se encontraba a aproximadamente 3 Km de distancia.

Nada podía hacer porque había un cordón de seguridad en el perímetro y no se permitía el acceso a civiles.

Imagen relacionada

La Sra. Adelina Hernández madre de Omarr Alonso Hernández comentó que ese día era la fiesta de su hijo mayor Fernando Hernández y que iban a celebrarlo con una cena que se iba a llevar a cabo en Tijuana:

La señora, con lágrimas en los ojos pero con voz firme, recuerda los minutos antes de enterarse que  Omarr Alonso Hernández  había sido asesinado.

“Todo era confusión: algunas personas decían que habían asaltado el banco, otros decían que una tienda. Toda la gente andaba en el Bulevar San Ysidro, queriendo saber que había sucedido.

Yo fui a buscar a Omarr porque ya nos teníamos que ir a la cena de su hermano.

Pero entonces escuché a otros niños decir:

‘¡Es Omarr! ¡Es Omarr!’

Yo empecé a buscar a mi hijo, cuando voy volteando y ahí estaba, tirado en el suelo, junto a su bicicleta.

Fue una imagen que nunca podré olvidar; se me vino el mundo encima”.

Los tres niños llegaron a comprar una donas a un local llamado “Yum Yum” a dos edificios del McDonal’s, iban caminando junto a sus bicicletas a comprar un helado que se le antojó a  Joshua Coleman.

Yum Yum Donuts in San Ysidro, CA

Aquí el momento en que es trasladado al hospital Joshua Coleman:

Consecuencias de la masacre: un niño herido es acompañado por un policía.                           0Imagen relacionada

James Huberty   después de asesinar a los dos niños se percata que una pareja de ancianos, Miguel Victoria Ulloa (74) y Aida Velázquez Victoria (69), caminaban hacia la entrada Este del restaurante.

James Huberty volvió a entrar al restaurante y lo cruzó hasta llegar a la puerta de entrada al restaurante por el estacionamiento Este.

En cuanto Miguel Victoria Ulloa trataba de abrir caballerosamente la puerta a su esposa, James Huberty disparó su escopeta, matando a Aida Velázquez Victoria con un disparo en la cara e hiriendo a Miguel Victoria Ulloa.

Un sobreviviente ileso, Oscar Mondragón, más tarde informó que había visto a Miguel Victoria Ulloa con su esposa en brazos y limpiando sangre de su rostro.

Miguel Victoria Ulloa  le gritaba maldiciones a James Huberty quien se acercó y lo mató con un tiro a la cabeza.

Aproximadamente a las 4:10 pm, una pareja mexicana, Astolfo y Maricela Félix, se dirigieron hacia el área de servicio de ventanilla del restaurante (drive Thru ) que se encontraba en la parte posterior del inmueble.

Resultado de imagen para drive thru mcdonalds

Al observar el cristal roto, Astolfo Félix pensó inicialmente que era una renovación en marcha y que James Huberty, que caminaba hacia ellos era un reparador.

Imagen relacionada

James Huberty disparó su escopeta y su Uzi en contra de la pareja y su hija de 4 meses, Karlita.

Hiriendo a Maricela Félix en la cara, los brazos y el pecho, cegándola en un ojo y dejando permanentemente una mano inutilizable.

Su bebé fue gravemente herido en el cuello, pecho y abdomen.

Astolfo Félix fue herido en el pecho y la cabeza.

Resultado de imagen para san ysidro mcdonald's massacre crime scene photos

Los tres miembros de la familia Félix sobrevivieron.

Resultado de imagen para GMod Massacre in McDonalds part

James Huberty se metió de nuevo al restaurante.

En ese momento llegó el hoy Capitán Miguel Rosario, de la Policía de San Diego, en aquel entonces oficial de patrulla, fue el primer policía en la escena, creyendo que estaba respondiendo a un solo disparo accidental.

Cuando Miguel Rosario llegó al McDonald’s, vió a personas escondidas detrás de autos en el estacionamiento.

No sabía qué estaba pasando, pero:

“Tuve esa pequeña sensación de malestar en el estómago”

Miró hacia el restaurante y observó a un hombre abrir una puerta lateral del restaurante, llevaba una Uzi en su pecho.

Los dos hombres se miraron, James Huberty  hizo movimientos hacía su arma, por lo que el  oficial entrenado por el grupo táctico SWAT se agachó detrás de una camioneta estacionada a su lado:

“Y comenzó a dispararme hacia mí, no le podía responder el fuego ya que yo iba armado con una pistola calibre 38”.

Estaba mal armado y lo sabía. Peor aún, creía que tenía más de un adversario.”

James Huberty le disparó cerca de 30 veces mientras el oficial podía oírlos golpear postes de metal y saltar en el asfalto.

Desde detrás del camión, Miguel Rosario envió un código 10 por radio – “enviar SWAT” – y segundos después un código 11 – “enviar a todos“.

Llegaron los primeros refuerzos y James Huberty siguió disparando.

 

James Huberty se retiró al interior del restaurante ya que empezaron a llegar otras unidades de policía.

La policía estableció  un bloqueo en un área de seis cuadras del sitio y estableció el puesto de mando a dos cuadras del restaurante y desplegó a 175 oficiales en lugares estratégicos.

Una hora después se les unieron miembros del equipo SWAT, que también tomaron posiciones alrededor del restaurante McDonald’s.

Resultado de imagen para San Ysidro Post Office and mcdonalds

James Huberty de nuevo dentro del restaurante, cuentan los sobrevivientes que puso a tocar una grabadora en el que tenía puesta la cinta Heartbeat City del grupo The Cars y después saltó el mostrador y se sirvió un refresco.

Entonces escuchó un ruido del área de la cocina, descubriendo a seis empleados.

Abrió fuego matando a Paulina López, de 19 años, Elsa Borboa-Fierro, de 19 años, y Margarita Padilla, de 18 años.

Resultado de imagen para GMod Massacre in McDonalds

Elsa Borboa-Fierro  nacida en Tijuana se había graduado con honores de la High School, quería estudiar como programadora de computadoras, no tenía el dinero y se puso a trabajar, tenía tres semanas.

Su primer y único trabajo.

Mientras disparaba, Margarita Padilla les gritó a sus compañeros que corrieran, James Huberty alcanzó a herir gravemente a Alberto Leos, de 17 años y a Wendy Flanagan, de 17 años de edad quienes junto con otros cuatro empleados y una cliente femenina se escondieron en el sótano.

Wendy Flanagan, de 17 años, cuenta que James Huberty:

Comenzó a disparar como da, da, da, da, da, como una ametralladora”.

Su compañera de trabajo, Margarita Padilla, le agarró la mano y le dijo:

¡Corre, corre!

Estábamos corriendo, estábamos cogidas de la mano, los disparos continuaban y ella cayó, yo la dejé ir y ella murió.”

Cuenta Alberto Leos que estaban escondidos lejos de la vista de James Huberty pero que uno de las chicas no dejaba de llorar a pesar de que todos le decían que se callara,  por eso los ubicó.

Recibió disparos en ambos brazos, su pierna derecha, estomago pecho.

Alberto Leos se convirtió en oficial de policía de la Ciudad de San Ysidro.

James Huberty se dirigió de nuevo al área de recepción y escuchó a Jose Pérez, de 19 años, gimiendo y le disparó fatalmente en la cabeza.

Gloria González, de 22 años, y una joven llamada Michelle Carncross estaban a su lado y les disparó muriendo en el acto.

En ese momento, Aurora Peña, que había quedado herida junto a su tía muerta, su primo y dos amigos, notó una calma:

Entonces por curiosidad abrí los ojos, frente a mi estaba James Huberty quien me miró fijamente.

Lanzó una maldición y me tiró una bolsa de papas fritas, tomó su escopeta y me disparó”

Recibió disparos en el brazo, el cuello y el pecho, aunque sería hospitalizada más tiempo que cualquier otro sobreviviente.

La policía no sabía cuántos tiradores estaban dentro, ya que James Huberty estaba usando armas de fuego de tipos diferentes y disparando rápidamente numerosos disparos.

Debido a que la mayoría de las ventanas del restaurante habían sido destrozadas por disparos, las reflexiones de los fragmentos de cristal hicieron difícil para la policía ver dentro ya que se formó en los vidrios la conocida como telaraña.

Imagen relacionada

El francotirador  Chuck Foster del equipo SWAT se subió al techo de la oficina de correos, que podemos ver en el centro de la fotografía, el edificio blanco es donde antes estaba el restaurante McDonald’s.

Resultado de imagen para San Ysidro Post Office

Obtuvo una vista sin obstáculos de James Huberty.

Solicitó autorización para:

Acabar con su miseria”

El comandante del equipo SWAT el teniente Jerry Sanders le autorizó a disparar a James Huberty si tenía un tiro claro.

Chuck Foster realizó un solo disparo con su rifle Remington, la bala calibre .308  entró en el pecho de James Huberty, cortó la aorta justo por debajo de su corazón y salió a través de su columna vertebral, dejando un orificio de salida de una pulgada cuadrada y lo tumbó de espaldas en el suelo justo delante del mostrador de servicio.

A las 5:17 pm, después de 77 minutos todo terminó.

Muerto al instante, todo quedó en silencio:

Resultado de imagen para san ysidro massacre victims

En ese momento los sobrevivientes salieron corriendo del local:

Imagen relacionada

Algunos sobrevivientes estaba paralizados y no pudieron salir hasta que entró la policía:

La histeria y la incomprensión se adueñaron de los supervivientes.

Y otros estaban heridos y no podían correr.

James Huberty mató a 21 personas e hirió a otras 19. De sus víctimas, la mayoría eran predominantemente mexicanos y méxico-estadounidenses y tenían edades comprendidas entre 8 meses y 74 años.

Los policías entran al restaurante y lo encontraron de la siguiente manera:

Resultado de imagen para san ysidro massacre

La Uzi del asesino en el suelo del restaurante:

Asesinó a 20 personas e hiriendo a otras 20 personas, una de las cuales murió al día siguiente.

Diecisiete de las víctimas murieron dentro del restaurante y cuatro en las inmediaciones.

De las muertes, 13 murieron a causa de heridas de bala en la cabeza, siete de los disparos al pecho y una víctima, Carlos Reyes, de 8 meses, de un solo disparo de 9 mm a la espalda.

Nombres de la victimas:

  • Elsa Herlinda Borboa-Firro, 19
  • Neva Denise Caine, 22
  • Michelle Deanne Carncross, 18
  • María Elena Colmenero-Silva, 19
  • David Flores Delgado, 11
  • Gloria López González, 23
  • Omar Alonso Hernández, 11
  • Blythe Regan Herrera, 31
  • Matao Herrera, 11
  • Paulina Aquino López, 21
  • Margarita Padilla, 18
  • Claudia Pérez, 9
  • Jose Rubén Lozano Pérez, 19
  • Carlos Reyes, 8 months
  • Jackie Lynn Wright Reyes, 18
  • Victor Maxmillian Rivera, 25
  • Arisdelsi Vuelvas Vargas, 31
  • Hugo Luis Velazquez Vasquez, 45
  • Laurence Herman Versluis, 62
  • Aida Velazquez Victoria, 69
  • Miguel Victoria Ulloa, 74

Imagen relacionada

 

La  ubicación donde sus cuerpos fueron encontrados dentro del restaurante o en el caso de los dos niños y el matrimonio de ancianos, fuera del restaurante.

El punto negro con la letra H es donde quedó tendido el cuerpo de James Huberty.

Resultado de imagen para san ysidro massacre

El momento en que empiezan a retirar los cuerpos:

Imagen relacionada

 

19 personas fueron heridas y 10 personas, entre clientes y empleados salieron ilesos.

Imagen relacionada

Nombre de los heridos:

Juan Acosta Tokano, 33, John L. Arnold, 16, Anthony Alan Atkins, Joshua P. Coleman, 11, Larry Robert Gene Dicks, Guadalupe del Rio Reyes, 25, Astolfo Felix Cejundo, 26, Karlita Maria Felix Flores, 4 months, Maricela Flores de Felix, 23, Ronald Hector Herrera, 25, Alberto Hale Leos, 17, Francisco Jesus “Poco” Lopez, 22, Aurora Pena, 11, Imelda Perez, 15, Maria Leticia Hernandez de Rivera, 25, Mireya Rivera, 4, Keith Thomas, Arthur Velasquez, Kenneth Villegas

Imagen relacionada

Todas los heridos fueron evacuados inmediatamente:

A bloodied victim is led away by police as SWAT officers assist the wounded at a McDonald's restaurant, July 18, 1984 in San Ysidro, California

Y atendidos medicamente en ese acto:

Huberty utilizó en el restaurante una 9 mm Uzi semi-automática (la principal arma que utilizó en la masacre), una escopeta Winchester de bombeo calibre 12, y una 9 mm Browning HP, matando a 21 personas.

7 heridos fueron llevados al Bay Hospital Medical Center en Chula Vista.

3 heridos fueron llevados al hospital de la Universidad de California en San Diego.

Los restantes heridos fueron llevado al Community Hospital en Chula Vista

La histeria era total:

Nadie se podía creer lo que estaba viendo. En la fotografía, dos empleadas del McDonald's de San Ysidro se sumergen en el llanto más profundo.

Y llanto con incredibilidad:

Resultado de imagen para san ysidro massacre

A los dos días del tiroteo el restaurante San Ysidro Boulevard ya había sido había sido reformado y renovado.

Planeaban abrir de nuevo el negocio pero después de la discusión con los líderes de la comunidad, se decidió que el restaurante no volvería a abrir.

El restaurante fue demolido el 28 de Julio de ese mismo año.

Imagen relacionada

McDonald’s también anunció una donación de 1 millón de dólares a un fondo para los sobrevivientes.

Después del cierre del restaurante, McDonald’s donó el terreno a la ciudad, con la estipulación de que no se construyera ningún restaurante en el sitio.

Durante más de cuatro años, planes alternativos para convertir el sitio en un parque conmemorativo o un santuario a los muertos estaban bajo consideración.

Varios monumentos improvisados ​​fueron construidos y derribados.

La tierra fue vendida en febrero de 1988 a Southwestern College en $ 136.000 dolare:

Imagen relacionada

Se hizo un acuerdo de que un área de 300 pies cuadrados serían destinados a la construcción de un monumento permanente a las 21 víctimas que murieron en el masacre.

El monumento se compone de 21 columnas de mármol blanco hexagonal que varían en altura de uno a seis pies, cada uno con el nombre de una de las víctimas.

Fue diseñado por Roberto Valdes, un ex estudiante en el Colegio Southwestern, quien dijo de la escultura:

“Los 21 hexágonos representan cada persona que murió, y son diferentes alturas, lo que representa la variedad de edades y razas de las personas involucradas En la masacre, están unidos en la esperanza de que la comunidad, en una tragedia como ésta, se mantenga unida, como lo hicieron “.

El monumento se encuentra ubicado en el número 460 West San Ysidro Boulevard.

Imagen relacionada

Cada aniversario, el monumento está decorado con flores.

Imagen relacionada

Una placa tiene los nombres de las victimas:

Resultado de imagen para san ysidro massacre

Pero …….

¿Cómo empezó todo?

El día 15 de Julio de 1984, tres días antes del tiroteo, James Huberty comentó a su esposa, Etna Huberty, que sospechaba que podría tener un problema mental  y que necesitaba sus medicamentos que no recibía desde que llegaron de Ohio.

Resultado de imagen para san ysidro massacre

Dos días más tarde, el 17 de Julio, James Huberty llamó a una clínica de salud mental, solicitando una cita dejando sus datos de contacto con la recepcionista.

Se le aseguró que la clínica le volvería su llamada en cuestión de horas.

 Según su esposa, se sentó en silencio al lado del teléfono durante varias horas, a la espera de la llamada de retorno, antes de salir bruscamente de la casa de la familia y montando su motocicleta alejarse.

Sin saberlo James Huberty, la recepcionista había escrito mal su nombre como ” “J.Shouberty”.

Su conducta educada no transmitíó ningún sentido de urgencia inmediata al operador; por lo tanto, la llamada fue registrada como una investigación “sin crisis”

Para ser manejado en el plazo de 48 horas.

Razón por la cual nunca recibió la llamada.

Aproximadamente una hora más tarde, James Huberty  regresó a casa con un humor contento.

Después de cenar, él, su esposa y sus dos hijas (de 12 y 10 años) fueron a un parque cercano.

Más tarde esa noche, él y Etna vieron una película juntos.

Imagen relacionada

A la mañana siguiente, el miércoles 18 de Julio, James Huberty llevó a su esposa e hijas al zoológico de San Diego .

En el transcurso de la caminata, le dijo a su esposa que su vida había terminado efectivamente.

Refiriéndose a la incapacidad de la clínica de salud mental para devolver su llamada telefónica el día anterior, dijo:

“Bueno, la sociedad tuvo su oportunidad”

Después de comer chicken McNuggets, papas fritas y coca cola en otro restaurante de McDonald’s ubicado en barrio de  Clairemont de San Diego, la familia Hubertys volvió a casa.

Poco después, James Huberty entró en su dormitorio cerrando la puerta

Su esposa se fue a la recamara de sus hijas y descansaba sobre su cama cuando entró James Huberty inclinándose hacia ella y le dijo:

-Quiero darte un beso de despedida.

 Etna le preguntó a dónde iba, a lo que él respondió:

“Voy a cazar seres humanos“.

James Huberty, miró hacia su hija mayor, Zelia, mientras caminaba hacia la puerta principal de la casa de la familia y dijo:

“Adiós, no volveré.”

Su otra hija, Cassandra se encontraba con una vecina.

Bajó por el Blvd San Ysidro.

De acuerdo con testigos , condujo su Marquiz negro primero hacia el supermercado Big Bear y luego hacia la oficina de correos de Estados Unidos, antes de entrar en el estacionamiento del restaurante McDonald ubicada aproximadamente a 100 metros de su apartamento y estacionarse frente al restaurante McDonald’s.

Y se desató el infierno.

Todo provocado por:

James Oliver Huberty (11 de octubre de 1942 – 18 de julio de 1984) nació en Canton, Ohio.

James Huberty

En 1965, se casó con Etna Markland con quien tuvo dos hijas.

James Huberty, un auto-proclamado superviviente, creía que los banqueros internacionales estaban deliberadamente manipulando el Sistema de la Reserva Federal y la bancarrota de los Estados Unidos.

Estaba convencido de que habría un colapso económico o guerra nuclear .

Se comprometió a prepararse para sobrevivir a este próximo colapso y se abasteció de miles de dólares de alimentos no perecederos y seis armas que tenía la intención de usar para defender su casa durante lo que él creía que era el caos venidero.

 Por otra parte, James Huberty regularmente había vocalizado su creencia de que el país no lo estaba tratando bien, que todo estaba siendo hecho contra el pueblo trabajador.

James Huberty y su familia se mudaron de Ohio a Tijuana, México  en el mes de Octubre de 1983.

De acuerdo con informes, la esposa y las hijas de James Huberty  abrazaron sus nuevos alrededores y se hicieron amigos de sus vecinos, aunque James Huberty, que hablaba poco español, era hosco y taciturno.

Posteriormente se fueron a vivir a San Diego California, donde alquilaron un apartamento de dos dormitorios en el conjunto residencial Cottonwood.

Imagen relacionada

En San Ysidro, Huberty fue capaz de encontrar trabajo como guardia de seguridad y la familia se trasladó a un apartamento en Averil Road, a sólo una cuadra del McDonald.

El cuerpo de James Huberty fue cremado el 23 de julio de 1984.

Sus cenizas fueron enterradas en su estado natal de Ohio.

¿ Qué tenemos entonces?

La mayoría de las tragedias suceden debido a una cadena de errores.

Los errores de comunicación y la falta de vehículos blindados, el apoyo aéreo y otros equipos especializados inhibieron su capacidad para responder con mayor rapidez.

Inicialmente, la policía y los equipos de emergencia se dirigieron a un McDonald’s ubicado cerca de la Frontera Internacional con Tijuana, 15 minutos más tarde cambiaron de dirección después de enterarse de que el tiroteo era en realidad en el McDonald’s junto a la oficina de correos que se encontraba a aproximadamente 3 Km de distancia.

Este hecho supuso la pérdida de mucho tiempo que hubiera sido vital para salvar vidas.

Muchos murieron desangrados.

El incidente de San Isidro provocó que los departamentos policiales en todo Estados Unidos proporcionaran a sus agentes armas de fuego de mayor potencia y entrenamiento especial para detener criminales violentos y mantener seguras a las personas que los rodean.

El hospital tuvo que proporcionar la razón por la cual no atendieron la llamada de James Huberty.

La esposa tuvo que declarar la razón por la cual no hizo nada cuando su marido salió de la casa diciendo que iba a “cazar seres humanos”.

Etna Huberty, quien murió en el 2003, dijo que tales estallidos no eran inusuales y que pensó que era el humor negro de su esposo.

Las personas dentro del restaurante fueron el objeto en el que descargó su furia James Huberty.

Es el clásico caso de:

Lugar equivocado en momento equivocado.

IMAGINATE morir por un antojo.

Pd dedicado a mi mamá que llevó a misterio resuelto varias veces a ese McDonald’s.

MISTERIO RESUELTO 0082.

Donde el misterio es meticulosamente diseccionado para que deje de ser misterio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *