Rainmaker. El hacedor de lluvia que inundó San Diego.

 

PRECIPITACIÓN INDUCIDA

 

Los impostores y embaucadores tienen sueños de llegar a ser una leyenda.

Esta es la historia de uno de ellos:

Charles Mallory Hatfield “the Rainmaker”.

Resultado de imagen para Charles Mallory Hatfield

Hace un siglo, la Ciudad de San Diego California en los Estados Unidos tuvo de 1912 a 1915 una de las más largas y duras sequías que se recuerdan.

Resultado de imagen para lake morena san diego 1915La población se había duplicado en cuatro años, y necesitaba un adecuado abastecimiento de agua para un crecimiento sostenible y la reserva de agua del Lago Morena se encontraba a un tercio de su capacidad.

View of Morena Dam and Lake Morena

Entonces el día 9 de Diciembre de 1915 el hacedor de lluvias Charles Hatfield hizo una propuesta a la Ciudad de San Diego de llenar el depósito de agua del lago Morena antes del 20 de Diciembre de 1916 por la cantidad de $ 10.000 Dolares.

Imagen relacionada

Charles Hatfield ofreció producir lluvia de forma gratuita para llenar el lago Morena hasta una medida de 40 pulgadas, pero que a partir de esa cantidad de pulgadas cobraría  $ 1,000 dolares por cada pulgada ($ 393,7 dolares por centímetro) que subiera la reserva de agua hasta llegar a las cincuenta pulgadas (1,02 a 1,27 m)  a partir de las cincuenta pulgadas (1,27 m) sería lluvia sin costo.

Dejó su tarjeta de presentación y esperó:

Hatfield business card.

La desesperación por lluvia era inmensa, pero calculando que no tenían nada que perder ya que si llovía era ganancia para todos y si no llovía no se pagaba nada, el consejo votó de cuatro a uno y aceptaron sus condiciones por una tarifa de $ 10.000, pagaderos cuando se llenara el depósito.

Fue un acuerdo verbal, ya que Charles Hatfield y su hermano más joven, Joel Hatfield :

Habían establecido campamento y habían comenzado a trabajar antes de que el contrato escrito fuera firmado.

Charles Hatfield fuera de su tienda en el campamento:

Charles Hatfield, acampado junto a sus torres para atraer lluvia.

El 1 de Enero de 1916, junto con su hermano, comenzó la construcción de varias torres cerca del embalse:

Hatfield tower

Después de preparar su mezcla secreta de 23 químicos conocida como “el acelerador de humedad”

Imagen relacionada

Algunos testigos afirmaron poco después haber visto columnas de humo elevándose desde las diferentes torres sin que hubieran sonidos de explosiones.

Se dice que las nubes se cargaron de agua y al día siguiente llovió.

El día 5 de Enero del 1916, comenzó a llover copiosamente, los habitantes de San Diego le agradecían a Charles Mallory Hatfield.

Después de todo el más famoso de los Rainmakers ( hacedores de lluvias) había cumplido lo prometido:

Hacer llover en la Ciudad de San Diego.

Pero la intensidad no hizo más que aumentar día a día.

Cuando la lluvia incesante comenzó el 10 de Enero el periódico de San Diego llegó a entrevistar al hacedor de lluvia.

 

 

 

 

 

 

 

Del 14 de Enero al 18 de Enero, la Ciudad se inundó.

Lo que primero era celebración se transformó en preocupación.

La lluvia paró el 19 de Enero para volver con más fuerza el 24 de Enero.

Para el 27 de Enero, el lago Morena estaba lleno, la presa de Otay se derrumbó y unos días más tarde sucedió lo mismo con la presa Sweetwater.

Lo que primero era celebración que se transformó en preocupación ahora era enojo.

Las personas gritaban:

Páguenle sus diez mil dolares para que se largue y deje de hacer llover”

Otros proponían lincharlo con tal de que pararan las lluvias.

Ajenos a lo que sucedía en la Ciudad de San Diego que se encontraba a 60 millas (96.5 kilometros) de distancia, los hermanos hicieron sus mediciones el día 30 de Enero y confirmaron que la presa del Lago Morena tenía más de 50 pulgadas de profundidad.

Charles y Joel desmantelaron su torre, bajaron sus tiendas de campaña y comenzaron a caminar las sesenta millas que los separaba de San Diego con el fin de cobrar su dinero.

La devastación debe haberlos sorprendido.

Crecidas de los ríos y arroyos.

Valles completamente inundados.

Resultado de imagen para Charles Hatfield

Puentes colapsados.Resultado de imagen para Lago Morena en san diego

Puente antes de colapsar:

Imagen relacionada

El inicio del puente colapsado:

Imagen relacionada

Ferrocarriles destruidos y vagones anegados.

Casas barridas.Imagen relacionada

 

Inundación en San Diego

14 personas murieron:

Resultado de imagen para lake morena san diego 1915

La presa de Otay devastada:

Igual sucedió con la presa Sweetwater, colapsada.

En cuanto el tiempo y los caminos lo permitieron, Hatfield y su hermano encubiertos se dirigieron de incógnito al ayuntamiento de San Diego para reclamar su pago y para evitar el linchamiento de los rancheros enojados.

Indignadas, las autoridades se negaron, sobre todo debido a los esfuerzos del abogado de la ciudad Terence Cosgrove Byrne quien argumentó que no había un contrato escrito.

El 4 de febrero de 1916, Charles Hatfield realizó una conferencia de prensa en la que se puso de manifiesto que los $ 10,000 no los quería pagar la ciudad de San Diego.

Periódico San Diego Union del día 5 de Febrero de 1916 donde aparece la fotografía de Charles Hatfield para que lo pudieran identificar los que querían lincharlo, ese mismo día salieron para Yuma a caballo los dos hermanos :

Después de unos meses Charles Hatfield amenazó con demandar a la ciudad, pero ésta contestó diciendo que, si se consideraba responsable de las lluvias, también lo era entonces de los costes de reconstrucción, cifrados en 3,5 millones de dólares de la época.

El rainmaker replicó que él sólo respondía de los primeros 4.000 millones de galones de lluvia, y que el resto (hasta 10.000) había venido por su cuenta.

Muchas personas afirmaron que la obra de Hatfield no produjo lluvia.

Era simplemente el resultado de un sistema de mal tiempo se mueve a través de toda la costa de California.

Comenzó entonces un proceso judicial el día 2 de Diciembre de 1916:

Civil Case No. 26602, Chas. M Hatfield v. City of San Diego, filed December 2,1916. Microfilm: Old Civil and Criminal: OCC 623, from 26568 to 2662

Que terminó en 1938, cuando dos tribunales sentenciaron que la riada fue “obra de Dios”.

Ante la imposibilidad de demandar al Todopoderoso, el caso se quedó ahí.

Solamente quedó una placa conmemorativa en Lago Morena:Resultado de imagen para lake morena san diego sing

Pero …….

¿Cómo empezó todo?

En el año de 1871, Edward Powers publicó el libro  La ciencia de la pluvicultura, donde afirmaba que, al final de muchas de las batallas de la Guerra de la Secesión, era habitual que sobrevinieran grandes precipitaciones.

Incluso los soldados de la guerra civil de Estados Unidos aceptaban la lluvia como una consecuencia natural de la batalla, y se referían a ellas como «tormentas de batalla».

Las nubes de humo de los cañones que se alzaban al cielo, según sabían por experiencia, se veían muy pronto seguidas de nubes de lluvia.

El estado de Texas llegó a gastarse 20.000 dólares de la época en replicar grandes bombardeos y explosiones en tierra y por medio de globos en las alturas, para comprobar si esa teoría era acertada, sin resultados concluyentes.

Eso no fue impedimento para que una legión de rainmakers hicieran su aparición por todo Estados Unidos.

Pero ninguno con tanta fama como Charles Mallory Hatfield, que durante toda su vida había tenido gran interés en provocar lluvias, llevando a cabo sus propios experimentos.Resultado de imagen para Charles Mallory Hatfield

Después de tener la formula contrató a un promotor.

Fred Binney.

Quien comenzaría a ofrecer sus servicios.

Pasarían los años y sería artífice de una serie de pruebas fallidas en las que hubiese llovido igualmente de no haber estado Charles evaporizando su mezcla y otras exitosas.

Resultado de imagen para Charles Mallory Hatfield

Si una ciudad lo condenaba y pateaba en caso de no producir lluvia, su reputación permanecía intacta ya que Binney se encargaba de silenciar los fracasos con los éxitos cosechados en otras.

Pero su reputación crecería en gran medida, por lo que en 1915 se le llamaría desde San Diego con el fin de contratar sus servicios para así llenar las reservas del lago Morena.

Y ya sabemos lo que sucedió.

El trabajo de Charles Hatfield no fue en vano, abrió el camino para la tecnología de la siembra de nubes.

En el mes de Julio de 1946 Vincent Schaefer descubrió el principio de la siembra en nubes a través de eventos fortuitos.

Resultado de imagen para Vincent Schaefer

Pero en vez de usar el método de Charles Hatfield consistente en dejar escapar los químicos desde el suelo, los químicos eran liberados entre las nubes por aviones.

Esta imagen explica la llamada “siembra de nubes”.

1.-Se vierte yoduro de plata , yoduro de potasio y hielo seco (sólido del dióxido de carbono ) en la nube.

2.-Luego muestra lo que está sucediendo en la nube y el proceso de condensación de los productos químicos introducidos.

3.- Empieza a llover.

Las nubes que se siembran tienen solamente alrededor de un 5-20 por ciento aumento en la precipitación pero solo bajo algunas condiciones climáticas.

Cualquier solución a la escasez de sequía esta siendo experimentada, pero no se encuentran aún pruebas suficientes para garantizar el éxito en este sistema.

Se puede hacer llover a una nube, pero no se puede hacer llover sin nube.

Ni con la ciencia, ni con las rogativas.

¿Qué tenemos entonces?

Si bien su leyenda sería popular, hoy se cree que Charles Hatfield basaba su “fábrica de lluvia” en su intenso conocimiento sobre meteorología.

Sus contratos fueron redactados para que trabajara en la temporada de lluvias.

Curiosamente evadió trabajar en el área de desierto como Imperial Valley, AnzaBorrego Desert y Arizona.

Charles Hatfield solamente trabajaba donde la oficina estatal de meteorología pronosticara que.hubiera una probabilidad de que lloviera ya que necesitaba que hubiera humedad en el aire.

Lo primero que se necesita Charles Hatfield para provocar la lluvia es tener nubes ya que ningún hacedor de nubes va a hacer llover en un cielo soleado.

Ellos no hacen o forman las nubes, hacen llover.

El objetivo es:

¿Que puedo hacer para que esas lluvia dejen caer el agua?

Lo más lógico es pensar en un químico como solución.

El químico usado por Charles Hatfield fue:

El cloruro de amonio, cloruro amónico o clorhidrato amónico es una sal de amonio cuya fórmula química es NH4Cl.

Es conocido vulgarmente también con los nombres de: sal de amoníaco o sal amoníaco.

Aquí tenemos a Jack Vargo con la explicación y el modo en que lo utilizaba.

En cualquier caso, Charles Hatfield vivió en la infamia por los estragos causados a la Ciudad de San Diego.

Charles Hatfield murió el 12 de Enero de 1958 en Pearblossom, California y fue sepultado en el panteón Forest Lawn Memorial Park en Los Angeles.

Fue un día soleado.

¿Tiene Charles Hatfield alguna implicación en la inundación de la Ciudad de San Diego?

Si ya habían pasado cuatro años sin lluvia en San Diego, existía un amplia posibilidad que llegaran las lluvias después de tanto tiempo sin llover y sabiendo que estaba en temporada de lluvia y que en San Diego por lo general siempre llueve.

En la gráfica de lluvia en California podemos considerar que no es la única sequía seguida por lluvia que había sucedido hasta el año de 1916 ni tampoco es la última sequía que a habido desde esa fecha.

Podemos constatar que después de 1916 vinieron 4 sequías en el lapso de 20 años.

Y obviamente podemos constatar, que después de las sequías llovió, en tres ocasiones más lluvia de la que cayó en el año de 1916.

Imagen relacionada

Hay que considerar el tiempo que tenían de sequía y hacer un ejemplo de lo que sucede actualmente.

De hecho Californía se encuentra en sequía hasta el 2017.

http://www.univision.com/noticias/sequia/california-prolonga-oficialmente-la-emergencia-por-sequia-hasta-2017

Aquí un gráfico que nos muestran las 19 veces desde el año 1916 en que hay una sequía seguida por lluvia incluida la actual sequía.

Imagen relacionada

Y donde podemos apreciar la nueva sequía de California desde 2011 hasta 2014.
Imagen relacionada

La gráfica del año 2015:Imagen relacionada

En el 2016 también hubo sequía pero todavía no se publica la gráfica, así es, cinco años de sequía actualmente.

Hay una apuesta, rojo o negro.

El color rojo ya a ganado cinco veces seguidas y empieza una nueva apuesta.

Hay una posibilidad enorme que el siguiente color en ganar sea el color negro, ya que la ley de las posibilidades nos dice que no puede ganar siempre el color rojo.

Charles Hatfield apostó, lógico, al color negro y llegó la tormenta.

Al ofrecer sus servicios poco podría haber imaginado Charles Hatfield que ese año comenzaría con una de las mayores tormentas registradas en San Diego.

En ese mes de Enero de 1916 llovió más de lo que llueve en un año.

Resultado de imagen para lake morena san diego 1915

 

El sistema meteorológico del Condado de San Diego  comenta que la Ciudad de San Diego en 1916 fue alcanzada por dos ríos “atmosféricos” ( un río atmosférico puede ser como una manguera contra incendios abierta a tope).

La naturaleza unió dos eventos para darnos un evento extremo.

Por lo general sucede en San Diego un río atmosférico cada dos, tres o cuatro años.

Ese año, pasó dos veces en un mes.

Creo que tenemos buena evidencia de que sólo tuvo suerte.

La ciencia no tiene poderes mágicos, aunque a veces, lo parezca.

IMAGINATE  esperaba recibimiento de héroe  y en realidad lo esperaban para lincharlo.

MISTERIO RESUELTO 0058.

Donde el misterio es meticulosamente diseccionado para que deje de ser misterio.
Si te gustó la información te pedimos nos ayudes a compartir nuestro trabajo de investigación y te unas a nuestra comunidad en Facebook, gracias:

www.facebook.com/misterioresueltoOficial

Misterioresuelto.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *