image ¿Quién Fue El Sastre Volador De La Torre Eiffel?

franz-reichelt

 

VOLÁTIL INCAUTO

 

Esta es la historia de Franz Reichelt, el llamado sastre murciégalo.

Franz Reichelt nació en Wegstadlt, Imperio Austriaco, (hoy, Štětí, República Checa ) en 1879 y se trasladó a París en 1898 a los 19 años.

Su nacionalidad francesa se le fue entregada en el año de 1909, adoptando desde ese momento el nombre François (el equivalente francés del germánico “Franz” ).

Con habilidad en el manejo de la aguja, su dedicó a trabajar como sastre.

Alquiló un apartamento en el tercer piso a las 8 rue Gaillon cerca de la avenida de la Opera a partir de 1907 por la cantidad de 1500 francos al año.

Tuvo mucho éxito desde el momento en que abrió las puertas al público.

Franz Reichelt nunca se casó;

Se dice que desde el año de 1910 después de escuchar noticias de accidentes aéreos en los inicios de la era de la aviación que llevaron a accidentes inevitables.

También escuchó que existía un enorme interés en las medidas de seguridad, sobre todo en el desarrollo de un paracaídas eficaz.

Siendo sastre se obsesionó en perfeccionar un paracaídas con el fin de que los pilotos tuvieran oportunidad de sobrevivir.

Motivo por el cual comenzó sus trabajos basados en sus primeros diseños de paracaídas.

Ya otros habían pensado lo mismo con anterioridad y hasta habían dado saltos con sus respectivos paracaídas.

El primer intento conocido de lanzarse en paracaídas fue realizado en el año 852 por Abbás Ibn Firnás.

armen_firman_abbas_ibn_firnas_muncyt_eulogia_merle

Decidió volar lanzándose desde una torre de Córdoba España con una enorme lona para amortiguar la caída.

Se lanzó y sufrió heridas leves.

Por eso se considera generalmente como creador del primer paracaidas.

El primer paracaídas práctico fue inventado el 26 de diciembre de 1783 por Louis-Sébastien Lenormand.

Saltó desde la torre del observatorio en Montpellier Francia frente una multitud.

330px-early_flight_02561u_3

El aeronauta francés Jean Pierre Blanchard en 1793 aseguró haber realizado el primer descenso humano con éxito utilizando un paracaídas.

800px-jean_pierre_blanchard

André Jacques Garnerin también francés el 22 de octubre de 1797, logró indiscutiblemente ser el primer humano que protagonizó saltos en paracaídas (atestiguados) desde su globo de hidrógeno a 350 m de altitud en París.

320px-early_flight_02561u_4

440px-andre-jacques_garnerin_by_edward_hawke_locker_1802

En el año de 1911, el Coronel Lalance escribió al Aéro-Club de Francia, ofreciendo un premio de 10.000 francos por un paracaídas de seguridad para los aviadores.

En 1912 en virtud de que no hubo ganador y se necesitaba un paracaidas confiable, se doblo la recompensa.

El concurso fue abierto para tres años y estipuló que el paracaídas debe pesar menos de 25 kilogramos (55 libras).

Había un problema, el diseño de Franz Reichelt pesaba unos 70 kilogramos (150 libras) y media 6 metros cuadrados (65 pies cuadrados) de material.

Logra reducir el peso hasta los 9 kilogramos y amplia su envergadura a una medida de  32 metros cuadrados.

En un inicio como prueba lanzaba un maniquí desde el quinto piso de su estudio de París.

franz-reichelt-and-the-eiffel-tower-1

franz-reichelt-and-the-eiffel-tower-2

La prueba fallaba por alguna razón, Franz Reichelt atribuyó los fracasos de las pruebas realizadas a la corta distancia de caída.

Necesitaba un lugar de mayor altura para ver el completo funcionamiento de los paracaídas, que mejor el edificio mas alto en ese tiempo:

La torre Eiffel.

secuencia-de-construccion

Las primeras pruebas fueron realizadas con maniqui, a los cuales lanzaba desde una altura de 57 metros, desde el primer piso de la Torre Eiffel.

franz-reichelt-3

LOs maniquis terminaban en una caida estrepitosa.

Franz Reichelt en esta ocasión no pudo culpar a la altura, atribuyó lo sucedido a que los maniquíes no tenían nociones del funcionamiento del paracaidas razón por la cual no se desplegaban en su totalidad.

Fue entonces cuando tomó la decisión de hacer la prueba el mismo.

Se puso a conseguir los permisos que le permitieran el salto y a principios del mes de Febrero de 1912 anunció que había recibido finalmente el permiso y llevaría a cabo en breve un experimento de la Torre Eiffel para demostrar el valor de su invención.

La cita fue fijada para el día 4 de Febrero de 1912.

Tal y como se había hecho en las ocasiones anteriores en que se habían realizado las pruebas con los maniquis.

La policía había acordonado entre las patas de la torre para evitar que las multitudes se mantuvieran a distancia y evitar accidentes.

Franz Reichelt junto a dos amigos llegó a la Torre Eiffel acompañados por dos camarógrafos a las 7:00 de la mañana.

Él ya tenía puesto el traje de paracaídas.

Franz Reichelt, before the fatal attempt.

Francois Reichelt, before his fatal attempt, 1912

franz-reichelt-and-the-eiffel-tower-4

31c13f6e38c3d5dea4e911814c39d2aa

Los periodistas se le acercaron y le preguntaron si tenía previsto algún tipo de precaución adicional.

Su respuesta fue una rotunda negativa, que confiaba su vida en el paracaidas:

Quiero probar el experimento a mí mismo y sin engaños, ya que tengo la intención de probar el valor de mi invención. ( Je veux tendedor l’expérience moi-même et sans Chiqué [sic], coche je tiens à busque prouver la valeur de mon invención. ).

Después de discutir algunos arreglos en la zona con los comisarios se dirigió a las escaleras para subir a la primera plataforma.

El periódico Le Petit Parisien publicó que Reichelt fue bloqueado por un guardia de nombre M. Gassion.

Este guardia había sido testigo de los fracasos anteriores con el monigote, temía que el intento de Franz Reichelt terminara en similares resultados.

Aunado a lo anterior el guardia no había recibido una copia de la orden y tuvo que esperar la confirmación telefónica de sus superiores.

Superado el asunto, siendo las 8:00 am, se le permitió a Franz Reichelt subir a la torre con sus dos amigos y uno camarógrafo ya que el otro se quedó a grabar el salto desde abajo.

storagimne-torontosun

franz-reichelt-3

Subiendo la la escalera se detuvo, se volvió hacia la multitud, levantó la mano y les deseó un alegre ” bientôt À “. (Hasta pronto).

Sus amigos continuaron con sus esfuerzos de convencerlo de cancelar el salto, comentándole que era mejor que siguiera desarrollándolo con maniquies, que iba a tener otra oportunidad en el futuro.

También le comentaron que lo suspendiera debido a los fuertes vientos y al frío congelante.

No hubo poder humano que impidiera que Franz Reichelt hiciera la prueba personalmente. estaba decidido.

A las 8:22 de la mañana, observado por una multitud de alrededor de 30 periodistas y curiosos se subió en un taburete colocado sobre una mesa de restaurante al lado de la barandilla interior de primera cubierta de la torre.

highflight-parachute8-1024x862

Ya después de ajustar su paracaídas con la ayuda de sus amigos, Franz puso un pie en la barandilla.

dos

Dudo unos 40 segundos.

tres

Según el periódico Le Figaro, lucia tranquilo y sonriente, procedió a saltar:

hqdefault

Los espectadores en el momento del salto:

tumblr_m1ywdw7cj81qhvsj2o1_500

Aquí lo sucedido:

tumblr_mij2rcmikd1s1447ao1_250

El vídeo completo:

El paracaídas no se desplegó:

23931

144849937

Cayó pesadamente.

le-4-fevrier-1912-franz-reichelt-sautait-de-la-tour-eiffel_trt-francais-6732

cropped-sfa03_sfa022812156_x

Y se estrelló contra el suelo helado a los pies de la torre, se hizo una medición del impacto, fueron 14 centimetros de profundidad.

4

Los restos:

paracaidas-torre-eiffel-6

paracaidas-torre-eiffel-5

z00196a

Ya estaba muerto cuando los espectadores corrieron hacía su cuerpo porque estaba claro que la caída le había matado.

Fue llevado a al hospital de Necker , donde fue declarado oficialmente muerto.

z00197c

1387133249_11

El informe detalló que la pierna y el brazo derecho fueron aplastados.

Que tenía el cráneo y la columna vertebral rota.

Que estaba sangrando de la boca, nariz y oídos.

Que sus ojos estaban muy abiertos, dilatados por el terror.

2-necker-enfants-malades-hospital

hospital

Los periódicos del día siguiente estaban llenos de la historia:

periodico

Después de la muerte de Reichelt, Louis Jean-Baptiste Lépine :

255px-louis_lepine

louis_lepine_1912

Prefecto de policía ( prefecto de Policía ), en última instancia responsable de la autorización que se concedió para realizar la prueba del paracaidas.

Lepine, quien un año antes también había sido avergonzado por el robo de la Mona Lisa del Louvre, fue obligado a explicar que él no había permitido un salto humano.

Emitió un comunicado dejando claro que, si bien la policía dio permiso para los experimentos que se realizarían  desde el Torre Eiffel.

Era claro que el permiso era para practicas en que se utilizaría solamente maniquíes.

Que bajo ninguna circunstancia se le hubiera proporcionado el permiso si hubieran sabido que iba a hacer el mismo salto.

M. Lépine aseguró que nunca firmó una orden que permitía a un salto en vivo.

Desde su llegada a la torre, sin embargo, Franz Reichelt dejó claro que tenía la intención de saltar y  todos lo sabían.

Pero …….

Que llevó a Franz Reichelt a saltar?

Uno de los amigos de Franz Reichelt, afirmó que el sastre había sentido presionado a dar una demostración dramática a fin de atraer patrocinadores para poder desarrollar el paracaidas y patentarlo.

La presión existía porque entre otras cosas:

El 22 de febrero de 1911, Gastón Hervieu subió a la Torre Eiffel para probar un nuevo paracaídas para los pilotos.

Se registró el viento, respiró nervioso, y comenzó la prueba.

Su paracaídas de seda se llenó de aire, y luego navegó con seguridad al suelo.

Gastón Hervieu no hizo el mismo salto; él utilizó un maniquí de prueba de 160 libras.

maniqui

Pera Franz Reichelt, catalogaba como una farsa las practicas que Gastón Hervieu hacía con el maniquí.

Un año más tarde, en la mañana del domingo, 4 de de febrero de 1912, llegó a la Torre Eiffel para llevar a cabo su propio experimento.

Dos días antes del salto de Franz Reichelt desde la torre Eiffel.

El día 2 de febrero de 1912.

Frederick R. Ley, se había lanzado en paracaídas con éxito de la plataforma de observación de la antorcha de la estatua de la libertad, 223 pies (68 m) sobre el nivel del mar y 151 pies . (46 m) de la base de la estatua).

Aquí un periódico comparando ambos hechos:

mecs

Otro experimento de paracaidismo iba a tener lugar el 18 de febrero o el 25 en Juvisy sur-Otge, en el que el aviador Camille Guillaume previsto para saltar de su monoplano a una altura de 300 metros (980 pies) para probar un diseño de paracaídas, se permitió al avión  estrellarse.

guilla02

Más tarde, en 1912 el inventor ruso Gleb Kotelnikov probado con éxito primer paracaídas de mochila en pleno funcionamiento en el mundo, lo que finalmente hizo saltar relativamente seguro.

a1115b79fdb0f25039cbd8a9058811b5

 

Qué es lo que tenemos?

Las invenciones del hombre a través de la historia no solamente nos hace avanzar tecnológicamente sino que también nos sirve de enseñanza.

Como todas las invenciones, para llegar la resultado, lamentablemente algunas veces se pierden vidas humanas.

Él no sólo hizo caso omiso expertos, que también hizo caso omiso de sus propios datos.

Probó su paracaídas utilizando maniquíes, y se estrelló.

Probó su paracaídas saltando treinta pies en un pajar, y se estrelló.

Probó su paracaídas al saltar veinte pies sin un pajar, y él se estrelló y se rompió la pierna.

En lugar de cambiar su invención, buscó excusas.

El vídeo nunca fue realmente emitido por British Pathé, quizás debido a su naturaleza impactante.

Eran los primeros tiempos de grabación.

Sin embargo hoy en día este vídeo es uno de los vídeos más vistos British Pathé.

Sea como sea, Franz Reichelt desoyó las críticas y consejos de sus amigos, movido por una profunda convicción.

Las cámaras fueron testigo de su determinación como así lo demuestran las imágenes anteriores.

Ninguno supuso que había sido un suicidio.

Muchos le llamaron imprudente o tonto.

Qué le movió a realizar semejante acto?

Algunos apuntan a que fue la nobleza de creer en su idea.

Otros mencionan que no podía dar un paso atrás por orgullo.

Muchos opinaron que fue un exceso de confianza.

No son pocos los que piensan que era la fama y el dinero lo que ansiaba, y que por esa razón convocó a la prensa y contrató a dos camarógrafos para registrar su hazaña.

Su aparatoso “invento” no quedara en la historia de la aeronáutica.

Nunca será considerado un pionero del paracaidismo.

Queda inmortalizado al ser filmado con dos cámaras, todo un lujo en esa época, posiblemente esta fue una de las primeras filmaciones reales de accidente.

si no existiera la grabación, ya estaría olvidado por la historia.

Otras personas han encontrado la muerte en situaciones similares en la torre Eiffel.

Algunos más han vivido para contarlo.

Cómo no recordar la escena de la siguiente película del adente 007:

IMAGINATE hay algunos que dicen que no es un tipo muy inteligente, porque le faltó pegarse una capa a su traje de paracaidas.

 

MISTERIO RESUELTO 0029.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *